Los orígenes de Madrid y sus cercas

  El año pasado, durante la Semana de la Arquitectura, asistí a dos eventos o, más bien, a dos recorridos: uno por la Gran Vía y otro siguiendo la antigua muralla de Madrid, visita de la que os hablo en esta entrada.
  La visita o recorrido estaba dedicada a los orígenes de Madrid y sus antiguas murallas. Lo que a mí me pareció más interesante de todo fue el recorrido que hicimos por la ciudad siguiendo el antiguo trazado de la muralla y otros puntos de interés. En el siguiente mapa tienes el recorrido y, pinchando en el texto, el itinerario en Google Maps:

Recorrido por la antigua muralla de Madrid
Recorrido realizado durante la visita (pincha aquí para ir a Google Maps)

  Es un recorrido que puede hacer cualquiera a su aire siguiendo el trazado del mapa. A nosotros nos llevó dos horas recorrerlo todo pero hay que tener en cuenta que el grupo era numeroso y que parábamos a escuchar las explicaciones de la guía a menudo.
  Los orígenes de la ciudad deben situarse en el siglo IX cuando el Emir Mohamed I funda Mayrit amurallándola, ya que era punto estratégico. A pesar de todo, queda muy poco de las antiguas murallas por lo que este recorrido, que paso a detallar, se detiene no sólo en restos de éstas sino también, como he dicho, en otros lugares que son dignos de mención.
  Comenzamos la visita frente a la Catedral de la Almudena para ir enseguida al Parque Emir Mohamed donde contemplamos la interesante maqueta del Madrid antiguo en el que se observa la doble muralla de la ciudad, musulmana y cristiana. Esta última era mucho mayor que la musulmana y se construyó en el siglo XII por orden de Alfonso VII. Tras ver dicha maqueta, nos acercamos a admirar los restos de lienzo de muralla que se ubican en este parque y que, según tengo entendido, son los más grandes conservados.

Maqueta de Madrid. Parque Emir Mohamed
Maqueta de Madrid en el parque Emir Mohamed

Restos de la muralla de Madrid. Parque Emir Mohamed
Restos de muralla en el parque Emir Mohamed

  Después, vimos unos pocos restos más que se conservan bajo unas viviendas para seguir caminando hasta la Calle Mancebos, donde no detuvimos a admirar una de las pocas "casas a la malicia" que quedan en la ciudad. Ya os hablé de las "casas a la malicia" en la entrada sobre la Casa-Museo Lope de Vega, una de las mejor conservadas y en la que, además, se puede entrar de forma gratuita. Lee mi entrada sobre el museo para saber más.

Restos de muralla de Madrid
Restos de muralla

Casa a la malicia
Casa a la malicia

  La casa que se encuentra haciendo esquina con la Calle Mancebos parece ser propiedad privada por lo que el interior no sé cómo estará pero, al exterior, se observa perfectamente las características de estas construcciones que simulaban tener meno plantas en la fachada exterior que en la interior. De hecho, al encontrarse en esquina (actualmente) se observan mejor las características de la casa que en la de Lope de Vega.
  Un poco más adelante, en la misma calle, pudimos observar otro resto de muralla para llegar caminando al Museo de San Isidro, que "guarda" un jardín arqueobotánico y al que tengo pendiente una visita.

Museo de San Isidro. Madrid
Museo de San Isidro

  Siguiendo el curso de la Cava Baja, la guía apuntó varios lugares en los que se conservan aún restos de muralla. Por desgracia, no pudimos entrar ya que la mayoría eran bares y restaurantes y, uno de ellos y de los más conocidos, se ubica en un pequeño portal al que no pudimos acceder por encontrarse cerrado ya que era fin de semana. Sin embargo, si vas entre semana es muy probable que te lo encuentres abierto y, por supuesto si vas a tomar algo a algún bar de esta zona, quizá puedas contemplar los restos que los hosteleros, con buena vista y porque se trata de restos históricos que es obligado enseñar, han sabido mostrar a través de paredes y suelos acristalados.
  Llegamos hasta Puerta Cerrada (antigua puerta de la muralla medieval) donde contemplamos el mural dedicado a Madrid y su muralla y que reza: Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son. En relación a la abundante cantidad de agua de la ciudad y a la piedra de pedernal utilizada en la construcción de las murallas.

Mural en Puerta Cerrada
Mural en Puerta Cerrada

  Tras esto, subimos por Cuchilleros para llegar a la Calle de la Escalinata, donde se conservan más restos del muro.

Restos de muralla en la Calle de la Escalinata

Restos de muralla en la Calle de la Escalinata
Restos de muralla en la Calle de la Escalinata

  Pasamos por Ópera y por el esquinazo en el que se ubicaba antiguamente la Puerta de Valnadú (perteneciente a la muralla cristiana) para seguir hasta ese jardincillo elevado que se encuentra entre el Palacio Real y la Almudena y en el que también se conservan restos de muro.

Puerta de Valnadú

Puerta de Valnadú
Antigua Puerta de Valnadú

Restos de la muralla de Madrid

Restos de la muralla de Madrid
Restos de la muralla de Madrid frente al Palacio Real

  Terminamos este interesante recorrido en los antiguos restos de la Iglesia de la Almudena y la iglesia de San Nicolás.
   Una visita muy interesante gracias a la cual descubrí rincones totalmente desconocidos para mí. Me queda pendiente visitar los restos de la Cava Baja y algún otro disperso por la ciudad.

0