El Palacio del Marqués de Fontalba

  Ahora que vuelve el programa "Bienvenidos a Palacio", recordé que aún me faltaba alguna entrada de los edificios que pude visitar el año pasado. Uno de ellos fue el antiguo Palacio del Marqués de Fontalba, actual Fiscalía General del Estado. Como siempre, un edificio precioso, poco conocido y una visita de lo más interesante.

Palacio del Marqués de Fontalba

Palacio del Marqués de Fontalba
Exterior del palacio

  Fue José María Mendoza Ussía el que diseña este palacio en 1911 consiguiendo con él que el Ayuntamiento le concediera al año siguiente el premio a la mejor casa construida ya que se convirtió en un ejemplo a seguir de las casas de la nobleza.
  En origen estaba rodeado de un jardín pero, como he comentado en otras ocasiones, son pocos los jardines de los antiguos palacios de Madrid que se conservan (destaca el del Palacio de Parque Florido). En este caso, se puede ver lo que queda de él desde el Paseo de la Castellana a través de la valla y puerta del palacio y debéis saber que se trata de un jardín protegido por su interés histórico. Justo en el lado opuesto, el jardín fue sustituido por un edificio destinado a viviendas de alquiler.
  La planta es rectangular con tres pisos y semisótano que se distribuyen en torno a un impresionante patio cubierto central, muy luminoso y, sin duda, de lo más bonito y llamativo del palacio por su tamaño, decoración, luz...
  Cuando en 1937 fallece Francisco de Cubas y Erice, II marqués de Fontalba y I duque de Cubas, el Ministerio del Ejército compra el edificio y lo utiliza hasta 1991, momento en el que pasa a la Fiscalía General, sufriendo dos intervenciones, una en 1997 y otra en 2006, hasta llegar al aspecto actual.
  En nuestra visita pudimos recorrer varias zonas del edificio comenzando por la parte más moderna, donde se realizaron las viviendas para alquiler. Tras acceder al edificio y escuchar una introducción por parte de la guía, accedimos a ver las pocas salas que se han conservado del palacio y que tienen cierto interés para terminar en el jardín.
  En una de las salas que pudimos ver al principio de la visita se conserva un bonito artesonado de metal pintado. Muy curioso y, desde luego, diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en otros edificios que suelen tener decoración pictórica o el clásico artesonado de madera.

Palacio del Marqués de Fontalba
Artesonado metálico

  Cabe citar, también, la unión de dos salones para aumentar su tamaño y convertirlo en Sala de Juntas y el Salón Circular, muy recogido que, creo recordar, se usaba como cenador.

Palacio del Marqués de Fontalba
Actual Sala de Juntas

Palacio del Marqués de Fontalba
Salón Circular (antiguo cenador)

  Por supuesto destaca, como he comentado, el espectacular y gran patio central que se encuentra cubierto con una vidriera actual (la original se perdió durante la Guerra Civil), tiene una preciosa decoración que lo rodea de estilo modernista.

Palacio del Marqués de Fontalba

Palacio del Marqués de Fontalba

Palacio del Marqués de Fontalba

Palacio del Marqués de Fontalba

Palacio del Marqués de Fontalba
Patio central y detalles decorativos y de la escalera

  La fachada que da al jardín fue modificada eliminando la balconada con columnas de la primera planta.

Palacio del Marqués de Fontalba
Detalle de la escalera que da al jardín

  No se conserva nada del mobiliario original salvo la mesa que se encuentra justo en medio del patio central y, como sucede en otros palacios destinados a otros fines hoy en día, éste también se encuentra decorado con obras prestadas del Museo del Prado, Museo Nacional de Artes Decorativas, etc.

Palacio del Marqués de Fontalba
Antigua mesa del palacio


Datos prácticos
Palacio del Marqués de Fontalba (Fiscalía General del Estado)
Calle de Fortuny, 4, Madrid, España
Visita gratuita previa reserva
Duración de la visita: una hora
Se pueden hacer fotografías

0