El Palacio de Viana en Madrid

  De nuevo este año, con el programa "Bienvenidos a Palacio" he tenido la oportunidad de ver otros tantos edificios de Madrid que no conocía, al menos por dentro, porque por algunos había pasado varias veces siempre con ganas de entrar. Uno de estos edificios era éste, el Palacio de Viana, actual sede del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Palacio de Viana Madrid

  Al llegar y tras pasar el control, se accede a un patio pequeño cerrado con una claraboya desde el que comienza la visita. Es un patio muy bonito, de dos pisos y arcadas de medio punto que, en origen, era de madera y no tenía este aspecto.

Palacio de Viana Madrid
Imagen: inversa.org

Palacio de Viana Madrid
Patio interior
Imagen: www.exteriores.gob

  Es una pena que no se puedan hacer fotografías en el interior del edificio pero créeme cuando te digo que realmente merece la pena la visita. Además, es un edificio muy difícil de enseñar ya que siempre hay reuniones del Ministerio.
  El origen de este edificio data de mediados del siglo XV cuando Beatriz Galindo "la Latina" tras heredar unos terrenos de su difunto marido, Francisco Ramírez, en el arrabal de San Millán, decide construirse una casa-fortaleza de una sola planta, con una torre y dos patios. Según Mesonero Romanos era un clásico palacio-fortaleza renacentista.
  A mediados del siglo XVII una de sus sucesoras, la Condesa del Castellar, le añade al palacio un edificio más. A finales del siglo XVIII sufre transformaciones en su fachada pero su aspecto actual viene del siglo XIX ya que en 1843 el Duque de Rivas, en ese momento heredero del edificio, pide a Don Francisco Javier Mariátegui que reforme el inmueble añadiendo una segunda planta, aunque sólo se conserva parte de esta reforma.
  En 1920, Don José de Saavedra y Salamanca, segundo Marqués de Viana, realiza otra reforma ampliando las dependencias y remodelando el jardín interior.
  En 1939 el Ministerio de Asuntos Exteriores lo arrienda para convertirlo en residencia del Ministro y en 1955 ya es adquirido por el Estado para, tras una restauración en los años 60, dedicarlo definitivamente a lugar de representación del Ministerio de Asuntos Exteriores.
  Como pasa en la mayoría de los palacios, los propietarios al venderlo, se llevan todos los muebles y objetos decorativos que pueden, salvo los hechos a medida o encastrados, claro. Los muebles y objetos originales pueden verse en el Palacio de Viana de Córdoba.
  Como en todas las visitas, fuimos recorriendo las distintas salas en una visita guiada larga e interesantísima. Durante la visita se pueden admirar alfombras de la Real Fábrica de Tapices y algunas pinturas que pertenecían al Monasterio de la Encarnación como los retratos de Felipe III, Felipe IV y Margarita de Austria.
  El Salón de Baile, siempre llamativo en estos palacios, es una estancia decorada con tapices y espejos, muy bonito, con un espacio para la orquesta que en origen estaba decorado con angelotes y Venus y tenía una decoración de tipo pompeyano.
  El Salón Azul, separado pero al lado del Salón de Baile, pertenecía antes a éste y hoy se pueden admirar en él varias consolas de estilo Luis XV del siglo XIX y una guarnición de reloj y candelabros.
  En la biblioteca se pueden admirar unos globos terrestre y celeste de principios del siglo XIX.
  También recorrimos el Salón Rojo, el comedor de gala y la capilla.

Palacio de Viana Madrid
Salón Rojo
Imagen: www.exteriores.gob

  Una de las zonas que más me llamaron la atención fue un patio interior con una galería en la que se disponían unos interesantes medallones en los que se representaban las Bellas Artes, las Cuatro Estaciones y las Cuatro Edades.

Palacio de Viana Madrid
Galería
Imagen: www.abc.es

  Para terminar, la escalera: preciosa, con decoraciones en bajorrelieve y una balaustrada también decorada.
  Si tienes oportunidad de visitar este antiguo palacio en la próxima edición de "Bienvenidos a Palacio" no lo dudes ni un momento, ¡te encantará!

Datos prácticos
Palacio de Viana (Ministerio de Asuntos Exteriores)
Calle Duque de Rivas, 1, Madrid, España
Visita gratuita previa reserva
Duración de la visita: 2 horas
No se pueden hacer fotografías ni grabar vídeos

0