El búnker de El Capricho

  Hace muy poco tuve la suerte de poder acudir a una de las visitas guiadas del búnker que se encuentra bajo el Parque El Capricho en Madrid. Tenía muchas ganas de visitarlo desde hacía tiempo ya que no oía más que hablar de él en los medios, que si lo abrían al público, que si no... 
  Hacía tiempo que había visitado el Parque pero por entonces este búnker no era visitable y, de hecho, yo ni sabía que existía, me enteré al poco tiempo y ya decidí estar pendiente para ver si podía verlo. Lo abrieron durante una temporada el año pasado pero luego, en invierno, lo volvieron a cerrar y no tuve ocasión de verlo.
  Ahora he tenido más suerte y he de decir que la visita me pareció de lo más interesante y didáctica. Totalmente recomendable.

Búnker del Capricho
Pasillo central

  Lo primero de todo quiero explicarte cómo reservar entrada. Tranquilo, es gratis, pero hay que hacer reserva previa y aunque para este año ya está todo ocupado, estoy segura de que lo reabrirán para la nueva temporada ya en primavera y al año que viene pero conviene estar atentos. Es verdad que cada vez que sale algo así en Madrid enseguida se completa el aforo pero claro, somos muchos, el grupo es pequeño (unas 20 personas) y, por ejemplo en este caso, sólo se puede visitar sábados y domingos.
  Los pasos a seguir para la reserva son los siguientes:
  • Hay que entrar en la web de reservas de Patrimonio del Ayuntamiento de Madrid, concretamente en el apartado del búnker pinchando aquí: http://www.reservaspatrimonio.es/2-el-bunker-del-jardin-de-el-capricho
  • Ahí verás todos los datos para la visita: punto de encuentro, dirección, datos varios, algunas pautas para la visita...
  • Se selecciona el día y la hora deseada para la visita pinchando en "Reservar"
  • Se facilitan los datos solicitados (nombre completo, DNI, e-mail y teléfono) y listo, recibirás un e-mail para confirmar la reserva. En ese mismo e-mail hay un enlace de anulación en caso de que no vayas a poder asistir a la visita
  • Lo malo de este sistema es que hay que ir reservando las plazas de una en una por lo que, si quieres ir con alguien más, como fue mi caso, hay que darse prisa para poder coger el mismo día y hora. Creo que para grupos más numerosos hay que enviar un e-mail para poder hacer toda la visita conjunta
  • Has de saber que en el búnker hace frío: unos 15ºC todo el año que, si bien no parece mucho en invierno, si vas en verano y con ola de calor como fui yo se nota bastante por lo que te recomiendo que, si eres friolero, te lleves una chaquetita ;) 
  Y ahora vamos con la visita. Ésta dura una hora aproximadamente y el guía la hace de lo más interesante, con muchas explicaciones y datos relevantes para comprender la importancia del enclave.
  El búnker de El Capricho se construyó durante la Guerra Civil Española, concretamente en 1937, y formaba parte de la Posición Jaca para albergar el Cuartel General del Ejército Republicano de Centro del General Miaja. Se encuentra a 15 metros de profundidad y es un refugio de 2000 m2 construido en ladrillo macizo y con galerías de arco de medio punto. Se eligió esta ubicación para construirlo debido a la buena situación y a que el jardín con su vegetación lo ocultaba.
  No se tiene demasiada información sobre la construcción del búnker ya que, como es lógico, se mantenía en secreto aunque sí se conocen algunos datos gracias a las investigaciones y se sabe, por ejemplo, que nunca se llegó a utilizar como refugio durante la Guerra Civil. Sí se usó, con posterioridad, para rodar películas de serie B.
  El refugio se distribuye en siete salas (algunas de ellas de uso desconocido) distribuidas en torno a un pasillo, otras dependencias, cuatro salidas y una galería de escape.


Búnker del Capricho
Planta del búnker
Imagen: barajasbic.blogspot.com

  La entrada habilitada para las visitas ha sido la que se encuentra justo al lado del Palacio de los Duques de Osuna (que sirvió también para alojar al Estado Mayor) y nada más entrar y traspasar la puerta estanca se accede a la escalera de entrada al pasillo que da acceso al resto de las salas. Los accesos al búnker me parecieron una de las cosas más interesantes: las puertas son de acero y estancas y utilizan tecnología naval, como las de los submarinos. De hecho, es probable que las fabricaran in situ ingenieros dedicados a esta labor en Cartagena. Tienen incluso un ojo de buey para observar desde el interior aunque, lamentablemente, en la mayoría de ellas se ha perdido.


Búnker del Capricho
Acceso al búnker para las visitas turísticas

Palacio de los Duques de Osuna
Palacio de los Duques de Osuna

  Tras bajar la escalera, hay que girar 90º a la izquierda para entrar al refugio. Esto servía para que la onda expansiva de una posible bomba entrase lo menos posible en el búnker, ya que gran parte de ella iría por la escalera y salida que continúa justo de frente a la escalera de bajada por la que hemos accedido.


Búnker del Capricho
Puerta estanca y pasillo
Búnker del Capricho

  La verdad es que antes de visitarlo me esperaba un espacio angosto y asfixiante pero es bastante grande y más amplio de lo que me imaginaba, sobre todo los pasillos. Supongo que una persona con claustrofobia no se sentirá a gusto ya que, al fin y al cabo, es un espacio cerrado y a varios metros bajo tierra con una única salida abierta en la actualidad. Pero como no es mi caso tengo que decir que en ningún momento me sentí agobiada.
  Nada más bajar y justo a la izquierda se conservan los restos de un "Viaje de Agua" que pasa justo por encima de la construcción aunque actualmente no se puede ver desde el pasillo. Debido a estos restos se han tenido que instalar dos bombas para poder sacar el agua en caso de inundación, como ha ocurrido en varias ocasiones.
  Después encontramos varias salas destinadas a distintos usos: baños y duchas, enfermería, sala de mapas, etc. Al fondo, la sala de máquinas y girando a la izquierda el polvorín o sala para guardar armas y explosivos y una garita para un guardia.

Búnker del Capricho
Sala de duchas
Búnker del Capricho
Pasillo central

Búnker del Capricho
  
Búnker del Capricho
Diferentes salas

Búnker del Capricho
Sala de máquinas

  En las diferentes salas y en el pasillo, el suelo tiene un diseño diferente, esto servía para que, en caso de apagón, una persona pudiera ubicarse en el búnker iluminando un poco el pavimento ya que, según su diseño, sabría dónde se encontraba para poder huir en una u otra dirección.
  En cuanto a las paredes, éstas están alicatadas con azulejos blancos para una mayor y fácil limpieza.

Búnker del Capricho
Garita

Búnker del Capricho
Uno de los accesos
Búnker del Capricho

Búnker del Capricho
Uno de los accesos exteriores

  Todo estaba pensado en este búnker: desde las duchas nada más entrar para los posibles afectados por gases u otros contaminantes, la enfermería justo a continuación, las vías de escape y salidas, las puertas en codo para dificultar el acceso, etc. Todo pensado y muy bien conservado, digno de visitar y de poner en valor este patrimonio bélico que, hasta el día de hoy, ha pasado infravalorado y olvidado por todos y que nada tiene que envidiar a otros refugios bélicos de Europa que son visitados por cientos de turistas y valorados como es debido desde hace años. Ojalá se siga recuperando este Patrimonio para uso, disfrute y conocimiento de la ciudadanía.

Datos prácticos
Búnker del Parque El Capricho
Paseo de la Alameda de Osuna, 25, Madrid, España
Visita gratuita previa reserva
Visita guiada
Se pueden realizar fotografías y grabar vídeos
Duración de la visita: una hora

0