Palacio de Santoña

  El primer palacio que he podido visitar este año con el programa "Bienvenidos a Palacio 2016" ha sido el Palacio de Santoña. Un precioso palacio en pleno Barrio de las Letras de Madrid y actual sede de la Cámara de Comercio.
  Actualmente, el palacio no se puede visitar salvo con este tipo de programas. Antes, el ayuntamiento lo enseñaba en algunas ocasiones a grupos pero tras 10 años de restauración, de momento, sólo lo enseña la Comunidad de Madrid.
  El palacio hace esquina y da a dos calles con sendas portadas interesantes, la calle de las Huertas y la calle del Príncipe, donde se encuentra la entrada principal que da al recibidor y a la escalera. Como la entrada actual al palacio se hace por la calle de las Huertas, tras acabar la visita doblé la esquina para poder ver bien la portada.

Entrada al Palacio de Santoña
Entrada por la calle de Las Huertas
  Al acceder al palacio, nos dieron un folleto sobre el mismo y comenzamos la visita en un grupo de unas 25 personas. Como es habitual en este programa, toda la visita fue guiada.
  La construcción del edificio data del siglo XVI y el primer habitante ilustre del mismo fue Muley Xeque, el Príncipe Negro. En 1731, el palacio fue adquirido por Francisco de Goyeneche, quien encarga a Pedro de Ribera su reforma. En 1874 pasa ya a los Duques de Santoña, que lo adaptan a los gustos de la época y lo llena de decoración y lujo. Además, el escudo familiar está muy presente ya que Juan Manuel de Manzanedo, marqués de Manzanedo y duque de Santoña, era de familia humilde y quería mostrar en su palacio toda la gloria y fortuna adquirida en Cuba con sus negocios, era el típico indiano del siglo XIX. José Canalejas fue el último habitante conocido del edificio y es en 1933 cuando Casimiro Mahou traslada aquí la Cámara de Industria.
  Durante la visita, que duró una hora, recorrimos las diferentes estancias del palacio, la preciosa escalera, los salones... Nada hace imaginar que hay semejante lujo y decoración en el interior de este palacio cuando contemplas su fachada.
  Al entrar al palacio por la calle de las Huertas, no se accede por el recibidor por el que accedía originalmente: un portal abovedado con una decoración preparada para impresionar al visitante.

Recibidor del Palacio de Santoña
Recibidor
  Claro que la escalera no se queda atrás. Proyectada por Domingo Inza, fue labrada en mármol de Carrara y es de inspiración renacentista. En ella, dos preciosos leones la flanquean, uno dormido y otro despierto,  obra de Canova.

Escalera del Palacio de Santoña

Escalera del Palacio de Santoña

Escalera del Palacio de Santoña
Escalera de Gala
  Al ascender, encontramos tres copias de esculturas clásicas realizadas por Carlo Nicoli en el primer rellano: Fortuna, Minerva y una Amazona. Las tres copias de esculturas clásicas que se encuentran en los Museos Vaticanos (las dos primeras) y en el Museo Capitolino (la última). La verdad es que al verlas me recordó a esculturas que había visto en algún momento pero no recordaba dónde, si en algún museo, si en un libro... Le pregunté a la guía y me dijo que no eran copias, sólo esculturas de inspiración clásica, pero después investigando encontré un texto en el que se especifica lo que he comentado.
  La barandilla tiene una decoración de angelitos y la bóveda muestra representaciones de las provincias de Ultramar, recuerdo del origen de la fortuna del propietario.

Escalera del Palacio de Santoña

Escalera del Palacio de Santoña

Escalera del Palacio de Santoña

Escalera del Palacio de Santoña

Escalera del Palacio de Santoña
Decoración de la Escalera de Gala
  Desde luego la escalera es lo que más llama la atención del palacio aunque las diferentes estancias del edificio también son muy llamativas. En mi opinión, destacan la Rotonda (un distribuidor ubicado en el chaflán del edificio y con planta ovalada), el Salón Pompeyano (en el que se mostraba la colección de obras de arte de la familia) y la Sala de Baile. También destacan el Salón Oriental, el Salón Turco (sala de fumar), el Comedor de Gala...

Interior del Palacio de Santoña

Interior del Palacio de Santoña
Rotonda
Interior del Palacio de Santoña

Interior del Palacio de Santoña
Salón Pompeyano
Interior del Palacio de Santoña
Salón Oriental
Interior del Palacio de Santoña
Sala de Baile
  Éste es sin duda uno de los palacios más bonitos y sorprendentes que he visitado. La verdad es que ya no es tan inesperado encontrar edificios tan bonitos y desconocidos en la ciudad, que siempre guarda secretos. Y, al igual que he dicho en anteriores ocasiones, el programa "Bienvenidos a Palacio" es toda una oportunidad para conocer algo más Madrid.

Datos prácticos
Palacio de Santoña (Cámara de Comercio e Industria)
Calle de las Huertas, 11, Madrid, España
Visita gratuita previa reserva
Duración de la visita: una hora
Visita guiada
Se permite realizar fotografías

0