Un día en el Pantano de San Juan

  Hace poco fuimos a pasar el día al Pantano de San Juan y pasamos un día estupendo. A pesar de estar tan cerca de Madrid, he de decir que no había ido en mi vida y la verdad es que me lo imaginaba de otra forma: más sucio, el agua estancada, más pequeño y masificado. ¡Pero nada más lejos de la realidad! El agua estaba fresquita pero perfecta para el baño y bastante limpia para lo que yo me esperaba. Además, es muy grande y hay muchísimas zonas de baño.
  En cuanto a la masificación creo que tuvimos suerte, ya que fuimos justo un día de salida de vacaciones y cambio de quincena y pienso que todo el mundo estaba de viaje, así que estuvimos en una pequeña playita prácticamente solos. Sin embargo, creo que se debe poner hasta los topes así que mejor ir prontito para no pillar atasco y encontrar un buen sitio en el que instalarse para pasar el día.
  El Pantano de San Juan está al lado de Pelayos de la Presa y no es nada difícil acceder en coche ya que está muy bien indicado. Hay, además, mucho sitio para aparcar y otros servicios como contenedores de basura, restaurantes, vigilancia...
  Este embalse, es el único de la Comunidad de Madrid en el que se permite el baño y las actividades náuticas a motor. Así que puedes bañarte tranquilamente en cualquiera de sus playas, montar en lancha, en barco, practicar flyboard, alquilar canoas... 
  Nosotros no nos alejamos mucho del embarcadero porque encontramos un sitio que nos pareció bien en una playa justo al lado, pero hay caminos y otras zonas más alejadas para quien quiera perderse un poco. Eso sí, mejor llevar sombrilla porque si quieres zona de sombra tendrás que ponerte más atrás, bajo los pinos, algo más alejado del agua.

Pantano de San Juan 

Pantano de San Juan

  La arena de la playa es gruesa y, aunque yo me llevé las cangrejeras por si acaso, la verdad es que creo que no son imprescindibles para esta zona.
  ¿Lo peor? Como siempre nosotros mismos ¿Tan difícil es meter la basura que generas en una bolsita y luego tirarla en uno de los contenedores? La única suciedad que nos encontramos en el pantano fue la que dejaron otros excursionistas así que al llegar tuvimos que recoger varios platos, vasos y bolsas de plástico de la orilla y del interior del agua. ¡Por favor, no ensucies!

0