La playa interior

  Seguro que has oído hablar de la Playa de Gulpiyuri: una playa que se encuentra en el interior de la costa. Sí, sí, en el interior. Y es que el agua ha ido entrando entre la roca hasta formar esta pequeñísima playa interior. De hecho, se forma una pequeña cueva en la que se puede entrar, nadando, claro.
  Todo esto hace que sea única y archiconocida. Y como siempre, esto implica muchos coches, mucha gente y mucho turista. Y eso que no está nada bien indicada así que si te animas a ir te doy dos consejos:
  1. Muy atento a las señales, indicaciones y al elevado número de coches, porque en el cruce no hay señales a la playa, te darás cuenta por la cantidad de gente que coge el camino hacia allí. Así que mira bien el mapa antes de ir.
  2. Si puedes ir en temporada baja, mejor.
  Cuando llegamos nosotros estaba hasta los topes. ¡Y tuvimos suerte! Encontramos sitio para aparcar bastante rápido, casi abajo y después, sólo tuvimos que caminar unos cinco minutillos para estar en la playa.
  Al llegar, primero ves la playa desde arriba, ya que está como en una hondonada a la que hay que bajar si quieres acceder a la playa y bañarte.

Playa de Gulpiyuri 

Playa de Gulpiyuri

Playa de Gulpiyuri

  Lo bueno es que si llegas a una buena hora puedes ver Gulpiyuri tanto con marea baja como alta, y así darte cuenta de las dimensiones reales de esta pequeña playa.

Playa de Gulpiyuri
La Playa de Gulpiyuri con marea baja
  También caminamos un rato por el camino que sube a la izquierda hasta el acantilado para ver las vistas ¡No te lo pierdas!

Playa de Gulpiyuri

Playa de Gulpiyuri
Acantilado en Gulpiyuri
  Realmente es una playa muy interesante y curiosa, espero poder volver pero en una época en la que esté menos masificada.

0