Delirium Café

  No entiendo por qué insisten en llamarlo Café ya que el "Café Delirium" es de todo menos un café. Por lo menos la famosa cervecería, a la que va todo el mundo y a la que vamos todos cuando vamos a Bruselas pero es que, si hay una cervecería a la que hay que ir y que es imprescindible en la ciudad esa es "Delirium". Cierto que tienen otras zonas con distinto ambiente pero la que no te puedes perder es la CERVECERÍA con mayúsculas.

Café Delirium
Café Delirium
  Se encuentra justo enfrente de la Jeanneke-Pis, esa niña meona que quiere acompañar al Manneken y que, al igual que éste, decepciona bastante cuando la ves. Tan pequeñita y tapada por una reja.
  A lo que vamos, en esta zona, en la que encontrarás multitud de restaurantes y tanta gente como pueda caber (tanta, que es imposible ver la calle o los edificios), justo al final y al final del callejón, se encuentra la cervecería "Delirium", la más animada de todo Bruselas.
  Cuando entras ya te entran ganas de buscar un buen sitio y ponerte a probar cervezas como un loco. Y, aunque el lugar es bastante grande, mejor encontrar un sitio cómodo en el que sentarte ya que seguro que un par de rodas caen fijo y además se llena de gente a determinadas horas. Lo mejor es ir a media tarde para evitar aglomeraciones y por la noche, después de cenar, para disfrutar del gran ambiente.

Café Delirium

Café Delirium

Café Delirium
Interior del Café Delirium
Café Delirium
Techo del Café Delirium
  Y ya que estamos aquí pues cómo no hacer honor a la cervecería disfrutando de las maravillosas Delirium Tremens (si te gustan las rubias) o Delirium Nocturnum (si las prefieres negras). Las dos, por supuesto, servidas en su copa, que esto es Bélgica y aquí no se andan con tonterías sirviéndote una cerveza en el vaso de otra marca. ¡Faltaría más!

Cervezas en Café Delirium
Cervezas en Café Delirium
  No hay servicio de camareros en la mesa así que tendrás que pedir en la barra y llevarlo a la mesa tú mismo, pero así podrás contemplar la multitud de copas, vasos y grifos que tienen en este bar y elegir en la carta la cerveza que más te guste porque no sólo tienen Delirium, tienen muchísimas más.
  Si no has probado muchas clases de cerveza, no eres muy cervecero o no sabes si te va a gustar la que elijas, te recomiendo que pidas el tamaño glass (más pequeño) y no pint.
  Resumiendo, si vas a Bruselas tienes que ir al "Delirium Café", es un lugar muy animado, con gente y mucho ambiente donde podrás probar un sinfín de cervezas. Nosotros repetimos varios días cuando estuvimos allí porque ¡nos encantó!

Datos prácticos
Impasse de la Fidélité, 4, Bruselas, Bélgica
Horario: de lunes a sábado de 10:00 a 4:00, domingo de 10:00 a 2:00

0