Palacio de Cibeles

  Sin duda Madrid es una ciudad digna de visitar con muchos museos y monumentos imprescindibles. Pero yo propongo conocer otros aspectos de las ciudades, otros edificios y zonas que muchas veces se olvidan en nuestro afán por recorrer los núcleos principales de la capital.
  Tal es el caso del Palacio de Comunicaciones o Palacio de Cibeles. Seguro que habéis pasado por delante y os habéis parado a mirar su fachada o a hacer alguna foto junto con la fuente de Cibeles. Pues bien ¿por qué no entráis?
  La visita al interior del edificio es gratuita y se puede pasear tranquilamente por las diferentes plantas viendo las fotografías y obras expuestas, contemplando el interior del edificio, su rehabilitación e, incluso, subir al mirador donde se puede contemplar una vista de Madrid.



  Mi consejo es que nada más entrar vayáis al mostrador en el que se dan los tiques para subir al mirador, ya que sólo permiten la entrada de un máximo de personas por día y el horario es más estricto (cierran a mediodía). Una vez conseguido el tique con la hora a la que debéis subir podréis visitar el edificio mientras tanto o, si bien os han dado una hora temprana, subir primero al mirador y después visitar el edificio, que tiene horario initerrumpido.


  Actualmente en el Palacio de Comunicaciones se ubica el centro cultural CentroCentro en el que se realizan exposiciones, hay salas de lectura, información cultural, etc. También es sede del ayuntamiento de Madrid.
  La mejor manera de llegar es en transporte público: parada de metro Banco de España (línea roja nº 2) o estación de Recoletos (Cercanías Renfe). El acceso al edificio se hace por la entrada principal, en la Plaza de Cibeles.
  Está permitido realizar fotografías tanto dentro del edificio como en el mirador.
  En los siguientes enlaces se pueden consultar información general, horarios,  historia del edificio, información de eventos, exposiciones, visitas guiadas...


  Sin duda es una visita diferente que merece la pena.

0