Berlín práctico

  Increíble y moderna ciudad, Berlín es una capital diferente a otras que he visitado y, como todas, tiene sus peculiaridades y datos que hay que conocer para una mejor experiencia. Como siempre, la mayoría los descubres cuando vas porque nadie te los cuenta antes así que, aquí van mis "Datos prácticos" sobre la capital alemana.
  • Transportes: Berlín tiene una excelente red de transportes desde el Metro (U-Bahn), hasta el autobús, tranvía o Cercanías (S-Bahn). Te alojes donde te alojes tendrás alguna comunicación con el centro o el punto de interés al que quieras acudir. No compensa en absoluto alquilar coches, te puedes mover cómodamente con el eficiente servicio de la red pública de transportes, muy bien indicados mediante planos en cada parada (aunque la red de tranvía es muy amplia y puede resultar algo liosa al principio). Ni en el Metro ni en el tranvía habrá nadie que vigile si picas el billete o no, de hecho no hay tornos como en España ya que se accede directamente al andén pero, eso sí, no se te olvide picarlo en las máquinas que se encuentran en el andén o a bordo (si es un tranvía) ya que a menudo suele pasar el revisor.
Alexanderplatz
Tranvía en Alexanderplatz

  • ¡Cuidado con el carril bici! El carril bici es para las bicis, no pasees por él o te echarán una buena bronca ¡y con razón!
  • Olvídate de los típicos autobuses turísticos, los autobuses 100 y 200 te harán un maravilloso recorrido por los puntos más importantes de la ciudad desde Alexanderplatz hasta Zoologischer por el precio de un billete normal de autobús o gratis si tienes alguna tarjeta tipo "Berlin Wellcome Card" o similar que incluya transporte. Además, la mayoría de estos autobuses suelen ser de dos plantas con la parte superior acristalada desde la que se contemplan unas estupendas vistas.


Recorrido bus 100 y 200 (pincha para seguir el enlace a Google Maps)

  • Oficinas de turismo: si aterrizas en el Aeropuerto de Tegel tienes una allí mismo (en la Terminal A) donde, además, hablan español. También tienes en Alexanderplatz y en otros lugares. Interesante también es hacer uso de la Oficina de Turismo de Madrid para coger información o algunos folletos y planos antes del viaje.
  • "Berlin Welcome Card": como ya he dicho otras veces esto es como todo, depende de tus intereses, el tiempo que vayas a estar en la ciudad y lo que quieras ver para que te interese o no este tipo de tarjetas. Hay diferentes tipos según zona, días, etc. Nosotros nos la sacamos porque nos compensaba muchísimo, la compramos en el aeropuerto al llegar y nos entraba el transporte y la Isla de los Museos durante 72 horas.
  • Traslados al aeropuerto: desde Tegel tienes el autobús TXL, el principal que va al centro y otros puntos de la ciudad pero hay otros autobuses según la zona a la que vayas. Eso sí, no llega el Metro ni Cercanías.
  • En cuanto a la comida: has de saber que las raciones son generosas y con un plato te quedas más que satisfecho, sobre todo porque un plato suele contener carne, verduras de acompañamiento, patatas... Lo mejor es comer en las cervecerías tradicionales donde sirven cerveza y comida locales (si tienes tiempo y prefieres sentarte a descansar un rato) o en los numerosos puestos callejeros en los que sirven perritos calientes o currywurst (si prefieres picar algo rápido para matar el gusanillo).
Puesto de perritos en Berlín
Típico puesto ambulante de perritos en Berlín

  • El horario de comida es bastante amplio y desde las 13:00 o antes se puede comer en la mayoría de los restaurantes, ampliándose en muchos durante todo el día. Nosotros hemos comido y cenado a horas "poco europeas" y en ningún sitio nos han puesto pegas.
  • En los restaurantes hay que andarse con ojo si no quieres dejar propina: aunque no es obligatorio, en los tickets suelen indicar que "la propina no está incluida" con una carita sonriente o algo así para que les dejes algo. Son bastante avispados y cuando vas a pagar si no dejas el importe justo se suelen quedar con 0,50€ ó 1€ diciendo "thank you" o alegando que no tienen cambio. Así que, si no quieres dejar propina porque el servicio no te ha parecido correcto procura dejar el importe justo o lo más cercano posible al total. La verdad es que yo no tengo problema en dejar propina, todo lo contrario, pero hubo locales en los que no me pareció merecida y aún así es como "obligatorio" dejarlo.
Ticket. Berlín

Ticket. Berlín
Ticket en Berlín

  • A colación de esto, os informo que en algunos bares o restaurantes suele haber una persona en los aseos que cobra "la voluntad" (unos 0,50€) por estar allí, reponer papel cuando se acaba y esas cosas. Tampoco es obligatorio dejarle nada, el uso del servicio es gratuito para los clientes.
  • La bebida estrella es, por supuesto, la cerveza, aunque encontrarás también lugares donde sirven vino caliente especiado. La medida estándar aquí es el medio litro, tanto en jarra o vaso en una cervecería como en lata en un puesto callejero. ¡Ah! Y se puede beber en la calle, no te extrañe ver a gente con su enorme lata de cerveza paseando tranquilamente. En cuanto a los cafés, utilizan términos italianos para describir el tipo y suele haber dos tamaños, pide el que se acomode a tu necesidad porque los cafés con leche (caffè latte) grandes son muuuuy grandes.
Desayuno en Berlín
Desayuno en Berlín

Cervezas en Berlín

Cervezas en Berlín
Cervezas en Berlín

  • En cuanto al idioma: hablan inglés en todos los sitios y en muchos restaurantes tienen la carta en español (eso sí, algunas un poco mal traducidas pero te haces una idea de lo que hay).
  • No te dejes engañar por topicazos, los berlineses son gente amable que intentan ayudar, indicar una dirección e informar al turista en la medida de lo posible. Nosotros volvimos encantados. Eso sí, tontos hay en todos lados y puedes dar con alguno que luego va dando fama a los demás, pero no caigas en el error, aquí también hay gente desagradable.
  • Por todo Berlín encontrarás unas plaquitas doradas que indican quién vivió allí y como murió. Se refieren a los judíos que fueron víctimas del Holocausto y que el artista Gunter Demnig se dedica a colocar por toda la ciudad para que estas personas sean recordadas.
Placas de las víctimas del Holocausto
Placas de las víctimas del Holocausto

  • No desesperes, Berlín es una ciudad que está constantemente en obras, por todas partes habrá grúas y andamios.
  • Otra cosa que verás por todas partes es el Ampelmann, ese muñequito regordete y tocado con sombrero que indica cuándo cruzar y cuándo no. Al parecer querían deshacerse de este simpático hombrecito pero la protesta fue tal que no sólo restituyeron los que habían quitado sino que el ayuntamiento colocó más convirtiéndose, sin duda, en un icono de la ciudad.
Ampelmann

Ampelmann
Ampelmann

  • Aunque Berlín es una ciudad grande, está bien comunicada y se aprovecha bastante el tiempo. Por eso, con unos cuatro días te harás una muy buena idea de la ciudad y verás bastantes cosas.
Placa de Metro en Alexanderplatz
Placa de Metro en Alexanderplatz

  • Es posible que veas un cochecito circulando por la ciudad, se trata del Trabant, el automóvil típico de la época comunista y que ahora se alquila para hacer recorridos turísticos por Berlín.
Trabant
Trabant


  • El clima en invierno es bastante frío así que mejor ir abrigado porque, aunque haga buen tiempo de día, en cuanto se pone el sol las temperaturas suelen descender bastante.
  • Imprescindibles: la Isla de los Museos, la Catedral, el Reichstag (Parlamento), Muro de Berlín, Barrio de San Nicolás, Hackeschen Höfe, las enormes plazas de la ciudad y, por supuesto, las cervecerías y gastronomía locales.
Isla de los Museos
Panorámica de la Isla de los Museos


0