Imprenta Municipal - Artes del Libro

  Madrid tiene innumerables museos, la mayoría desconocidos tanto para el turista, que no invierte su tiempo en visitarlos, como para el madrileño, que no se molesta en hacerlo. Y sin embargo, yo cada vez descubro más y más lugares de Madrid que ni sabía que existían y en cuanto puedo, me acerco a verlos.

Imprenta Municipal de Madrid
Fachada exterior del museo

Imprenta Municipal de Madrid
Escultura de farolero frente al museo

  Tal es el caso de la Imprenta Municipal, que alberga un museo y sala de exposiciones temporales sobre la historia de la imprenta y las artes del libro. También dan talleres y hay visitas guiadas (previa reserva).
  Cuando fui a visitarlo, el museo estaba prácticamente vacío salvo por un par de grupos pequeños que estaban con visitas guiadas. Un doble sentimiento: por un lado pena por el desconocimiento que el madrileño tiene de su propia ciudad y por otro alegría, ya que de esta manera se puede visitar el edificio con total tranquilidad y comodidad. 
  La Imprenta Municipal nace en 1853 cuando se crea la Imprenta del Asilo de San Bernardino, en la que se formaba a niños de acogida y se daba servicio al ayuntamiento del material que necesitaba imprimir. En 1876 ya se había convertido en Imprenta y Litografía Municipal. Al año siguiente, la Imprenta se instala en la Casa de la Panadería, en 1913 en la Casa de Cisneros y en 1934 definitivamente en su ubicación actual.

Imprenta Municipal de Madrid
Una de las planchas para imprimir
Imprenta Municipal de Madrid

Imprenta Municipal de Madrid

Imprenta Municipal de Madrid
Interior del museo

  El edificio en el que se encuentra el museo fue construido entre 1931 y 1933 por los arquitectos Francisco Javier Ferrero Llusiá y Luis Bellido y ampliado en 1955 por Lucio Oñoro. Se trata de uno de los pocos ejemplos de arquitectura industrial que se conservan en el centro de la ciudad. Son destacables su estructura de hormigón, la fachada de ladrillo visto, la horizontalidad marcada por el diferente tamaño de las ventanas y el diseño del rótulo. La farola tubular y el trabajo de forja de la puerta remiten al Art Decó.
  Es un edificio que, si bien puede no llamar la atención en su exterior es, sin duda, interesante y al entrar se percibe una amplitud de espacios y salas diáfanas en las que se ubica la colección. Destaca también el llamativo y luminoso "patio" o vestíbulo central que sirve de distribuidor a las distintas zonas de exposición y a la escalera que da acceso a las otras plantas.

Imprenta Municipal de Madrid
Vestíbulo central

  En cuanto a la colección del museo, ésta se ubica en la planta baja y muestra la historia de las artes gráficas y la imprenta desde su invención hasta el siglo XX a través de piezas de alto valor histórico. Hay imprentas de distintas épocas, paneles explicativos, diferentes piezas y una zona dedicada a la encuadernación.

Imprenta Municipal de Madrid

Imprenta Municipal de Madrid

Imprenta Municipal de Madrid

Imprenta Municipal de Madrid

Imprenta Municipal de Madrid

Imprenta Municipal de Madrid
Interior del museo y diferentes máquinas expuestas

Imprenta Municipal de Madrid
Plancha para litografía

  La planta superior se dedica a exposiciones temporales.
  Una visita de lo más curiosa e interesante en otro de los museos olvidados de la capital.
  **No te olvides de: admirar la fachada y la escultura del farolero que se encuentra en el exterior. En este museo, todo el conjunto es importante.

Datos prácticos
Calle Concepción Jerónima, 15, Madrid, España
Horario: de martes a viernes de 10:00 a 20:00. Sábados, domingos y festivos de 10:00 a 14:00
Visita libre y gratuita
Duración de la visita: 1 hora
Se pueden hacer fotografías sin flash

0