Visitar el Reichstag

  Una de las visitas más interesantes de Berlín es la del edificio del Parlamento, el Reichstag. Bueno, concretamente, la visita a la cúpula ya que, si bien es posible hacer una visita guiada por el edificio o asistir a un pleno, casi todo el mundo suele optar por visitar únicamente la cúpula. Y es una visita de lo más interesante y que recomiendo al cien por cien.

Reichstag

Reichstag
Exteriores del Reichstag 

  Para poder visitarla es imprescindible reservar con antelación. Tienes dos opciones:
  1. Online: opción que te recomiendo ya que es mucho más cómodo y rápido, sólo tienes que planificarte y decidir el día que quieres hacer la visita.
  2. Presencial: frente al edificio del Bundestag hay una casetas en las que puedes coger la cita, pero te advierto que hay mucha más cola y te arriesgas a que no haya pases. Si escoges esta opción te recomiendo que vayas a por tu cita nada más llegar a Berlín, no lo dejes para el último momento.
  Nosotros reservamos con antelación en la web oficial y es sencillísimo y muy cómodo. Te cuento cómo hacerlo.
  • Lo primero es que te organices tu viaje a Berlín y decidas cuándo quieres visitar el edificio para tenerlo claro a la hora de reservar. Y te recomiendo que lo hagas, como mínimo, con una semana de antelación (eso si es temporada baja) ya que las horas disponibles vuelan.
  • Te recomiendo también que escojas una hora en la que llegues de día pero veas anochecer allí. Ésta era mi intención inicial pero, a pesar de reservar con bastantes días de antelación, no pude coger la hora que quería así que me tuve que contentar con lo que quedaba.
  • Para reservar la visita a la cúpula tienes que seguir varios pasos:
    1. Entra en el formulario de reservas de la web oficial de reservas del Bundestag pinchando aquí: https://visite.bundestag.de/BAPWeb/pages/createBookingRequest.jsf
    2. Selecciona la última opción: Besuch der Reichstagskuppel (visita a la cúpula)
    3. En el cuadrado libre del final pon el número de plazas que quieres y pincha en "Weiter" (continuar)
    4. Escribe el código captcha que aparece y vuelve a pulsar el botón "Weiter"
    5. En el menú desplegable selecciona la semana que te interese, a continuación el día y luego las horas por orden de preferencia (puedes seleccionar hasta un máximo de tres fechas). Vuelve a pulsar "Weiter"
    6. Aparecerá un menú que debes rellenar con tus datos personales
    7. Recibirás un e-mail con un enlace en el que debes pinchar para formalizar y completar la reserva. En él estará adjunto un documento con los datos básicos de tu solicitud
    8. Tras hacer esto, recibirás otro e-mail con la reserva oficial en el que figurarán los datos de los visitantes, la fecha y la hora asignada de la visita. Este documento deberás presentarlo al llegar antes de acceder al edificio
  Es importante tener en cuenta algunas cosas a la hora de visitar el edificio del Parlamento:
  • Debes llevar el documento que te enviarán por mail con la reserva
  • Cada uno de los asistentes deberán llevar su DNI o pasaporte ya que es imprescindible para poder acceder al edificio y te lo van a pedir
  • No lleves ningún artículo sospechoso ya que deberás pasar por un control policial en el que escanearán los bolsos, mochilas, etc. Es un control como el de los aeropuertos
  • Debes estar allí 15 minutos antes de la hora de acceso que te indican en la reserva
  • Hay disponibles audoguías en español de manera gratuita: sólo indica al personal que los facilita el idioma en el que la quieres
  • Aunque la visita va "guiada" por la audioguía, una vez dentro puedes estar visitando la cúpula, la azotea y la exposición fotográfica todo el tiempo que quieras
  • El Reichtag está abierto y es visitable todos los días de 8:00 a 24:00, el último acceso es a las 22:00 y hay pases cada 15 minutos
  Quizá parece que me he alargado un poco con las explicaciones pero es información útil que yo desconocía o que encontré en varias webs, aquí está todo indicado y en un único sitio.
  Y ahora vamos con la visita:
  La verdad es que cuando empecé a planificar el viaje a Berlín tenía clarísimo que esto lo quería visitar: me parecía algo totalmente diferente en que el que se mezclaba la visita arquitectónica, con vistas a la ciudad y encima gratis. Me llamaba mucho la atención.
  Aunque mi intención era coger la cita para entrar de día y ver anochecer desde allí no pudo ser, así que me tuve que conformar con la hora que quedaba libre. Llegamos allí todavía con luz así que pudimos ver un poco las vistas de día.
  Al llegar, te piden la hoja con la reserva y el DNI y tras pasar el control de seguridad, esperamos junto con un grupo a que nos dieran acceso al edificio. Fuimos acompañados todo el tiempo de un guía hasta llegar al ascensor que te lleva a la cúpula. Al salir del mismo, cogimos las audioguías antes de comenzar la visita.
  Como había algo de luz, decidimos dar primero una vuelta por la azotea para ver las vistas de día. Se puede recorrer la azotea libremente y contemplar la cúpula por fuera y las vistas a la ciudad.

Reichstag
Cúpula del Reichstag desde la azotea

Vistas desde el Reichstag
Vistas desde la azotea

Azotea del Reichstag
Azotea

  Después, accedimos a la cúpula, que está totalmente acristalada, y comenzamos el itinerario marcado ya que está indicada la rampa de acceso para comenzar el ascenso por la cúpula. En cuanto comienzas a caminar, la audición de la audioguía comienza a reproducirse automáticamente (no hace falta pulsar ningún botón) y te va explicando todo el recorrido a medida que avanzas. La audioguía es muy completa e interesante ya que te habla no sólo del edificio o la cúpula sino también del parlamento alemán y de las vistas de la ciudad, indicándote en todo momento dónde mirar o en qué punto prestar atención.

Azotea del Reichstag

Azotea del Reichstag
Cono del interior de la cúpula

Vistas desde el Reichstag

Vistas desde el Reichstag

Vistas desde el Reichstag
Vistas desde el interior de la cúpula

Reichstag
Vistas del salón de plenos desde el interior de la cúpula



  Lo último que visitamos fue la exposición fotográfica que hay en la parte baja de la cúpula. Y antes de entrar, y al salir, dimos una vuelta por el exterior del edificio, que también merece la pena.

Reichstag
Interior de la cúpula con la exposición fotográfica

  El edificio del Reichstag es la sede del Parlamento alemán y se encuentra frente a Tiergarten, un enorme parque ideal para descansar y pasear a pie o en bicicleta. La construcción del edificio finalizó en 1894 dedicado a albergar las fuerzas políticas. En 1933 sufre un extraño incendio del que se acusa a un comunista holandés. Prácticamente destruido tras la II Guerra Mundial se decide reconstruir en 1956 aunque no es hasta la década de 1990 cuando Norman Foster diseña la cúpula actual convirtiéndola en un gran atractivo turístico de la ciudad y en una de las visitas imprescindibles que figuran en todas las guías de viaje.
  La cúpula diseñada por Norman Foster tiene dos rampas en espiral para subir y bajar, un cono invertido lleno de espejos móviles que reflejan la luz e iluminan la sala de plenos que se encuentra debajo, tanto de día como de noche, evitando los reflejos, también sirve de ventilación además de recoger el agua de lluvia. Es decir, es un diseño totalmente respetuoso con el Medio Ambiente e impresionante. ¡Imprescindible su visita! ¡No defrauda!
  
Datos prácticos
Bundestag (Parlamento alemán)
Platz der Republik 1, Berlín, Alemania
Horario de visita a la cúpula: todos los días de 8:00 a 24:00 (último acceso a las 22:00)
Visita libre y gratuita
Duración de la visita: 1 hora
Se pueden hacer fotografías y grabar vídeos

0