El jardín del Príncipe de Anglona

  El jardín del Príncipe de Anglona es uno de esos pequeños jardines de Madrid en los que casi nunca hay nadie y que, a pesar de estar en uno de los barrios más transitados y visitados de la ciudad como es La Latina, casi nadie lo conoce. No van muchos turistas y si hay alguno será porque pasaba por allí y le ha llamado la atención, no porque haya ido ex profeso. Además, al encontrarse encerrado entre muros, no es que llame precisamente la atención salvo que pases por la puerta.

Jardín del Príncipe de Anglona

  No está del todo mal cuidado, hay carteles informativos sobre la historia del jardín y a veces he visto parejas de novios haciéndose las fotos de la boda en algún rinconcito del jardín. Eso sí, como en todos lados siempre hay algún sinvergüenza que piensa que todo es suyo y puede hacer grafitis a su antojo. ¡Asquito me dan!

Jardín del Príncipe de Anglona

  El diseño de este pequeño jardín se debe a Chalmandrier en 1761 y, en origen, perteneció a una Casa-Palacio que tuvo numerosos propietarios como Antonio Alfonso Pimentel y Herrara Ponce de León, XI Conde de Benavente, que consiguió la propiedad al casarse con Isabel Francisca de Benavides, hija de los Marqueses de Javalquinto y Villareal. En 1802 se transforma el palacio para que sea residencia del XI Marqués de Peñafiel que, tras abandonarla, la cede a su hermano Pedro de Alcántara Téllez-Girón, Príncipe de Anglona y Marqués de Javalquinto.
  En 1920 los Marqueses de la Romana, propietarios de la casa desde 1872, encargan el actual diseño del jardín a J. de Winthuysen.
  En 1978 pasa a ser propiedad del Ayuntamiento de Madrid y en 2002 abre al público tras ser restaurado.
  El jardín tiene un planta geométrica, con caminos de ladrillo que organizan cuatro cuadrantes. Hay un cenador, dos pérgolas, una fuente... Entre las especies se pueden encontrar setos de boj, acacias, plátanos, higueras, madroños, etc.

Jardín del Príncipe de Anglona

Jardín del Príncipe de Anglona

  Si paso por esta zona suelo entrar unos minutos. Me gusta, es tranquilo, apartado del ruido, a veces hay alguien leyendo... El mejor momento para visitarlo es en primavera, que es cuando está más bonito y verde. Un remanso de pan en pleno Madrid.

Datos prácticos
Calle Príncipe de Anglona, Madrid, España
Entrada gratuita
Horario: en marzo a septiembre de 10:00 a 22:00, de octubre a febrero de 10:00 a 18:30

0