El Palacio del Marqués de Rafal

  El palacio o palacete del Marqués de Rafal, actual embajada de Bélgica en Madrid, no es uno de los edificios más llamativos de los visitados durante el programa "Bienvenidos a Palacio". Quizá porque se trata de un palacete pequeño, no demasiado decorado y no tan esplendoroso o vistoso como otros. Pasa incluso un poco desapercibido, yo había pasado por allí en varias ocasiones y he de decir que nunca me había fijado. Pero para eso está este programa precisamente, para conocer edificios desconocidos de Madrid.

Palacio del Marqués de Rafal

  Como en otros casos, al ser embajada desde 1922 y residencia del embajador belga en España, sólo se puede visitar la planta de abajo, ya que la superior es su vivienda.
  La visita comienza por el soportal para acceder después a los distintos salones del interior, el comedor y el pequeño jardín.

Palacio del Marqués de Rafal
Soportal

  Se trata de un edificio pequeño pero elegante, luminoso y de estilo Clasicista y Neobarroco francés.
  Alfonso Pardo y Manuel de Villa, XIV marqués de Rafal, compra unos terrenos para construir este palacete entre 1914 y 1919. Le encarga el proyecto al arquitecto Luis Sainz de los Terreros cuyo diseño consiste en un edificio monumental de planta rectangular con tres pisos y semisótano al que se adosa un soportal para los carruajes, una torre y una escalinata de acceso al jardín. El marqués vive poco tiempo en este palacio aunque se desconoce el motivo.

Palacio del Marqués de Rafal

Palacio del Marqués de Rafal

Palacio del Marqués de Rafal
Escalera

  Al entrar, la planta se organiza en torno a un vestíbulo central desde el que parte la escalera con una falsa cúpula oval sobre pechinas y un lucernario central. Desde aquí, se visitan el despacho, la biblioteca, los distintos salones y el comedor de gala.

Palacio del Marqués de Rafal
Salón

Palacio del Marqués de Rafal
Comedor de gala

  También pudimos acceder al jardín (aunque sin pisar el césped) para verlo y ver el edificio desde ahí. Es un jardín muy pequeño pero bonito y recoleto, con un cenador en una esquina.

Palacio del Marqués de Rafal


Palacio del Marqués de Rafal


Palacio del Marqués de Rafal
Jardín

  Los muebles y decoración del interior son modernos y no pertenecen al mobiliario original del palacio sino al estado belga.
  Fue una visita más breve de lo normal ya que el edificio en sí es más pequeño. Aunque he comentado que es verdad que no es tan llamativo como otros, me ha gustado poder entrar a conocerlo puesto que considero que es una oportunidad única. No todos los días tiene una la ocasión de entrar en una embajada y menos en una que se ubica en un edificio histórico como éste.

Datos prácticos
Palacio del Marqués de Rafal (Embajada de Bélgica)
Calle de Padilla, 23, Madrid, España
Visita gratuita previa reserva
Duración de la visita: 50 minutos
Se pueden hacer fotografías

0