Ruta del Cares

 Seguro que has oído hablar mil veces de la Ruta del Cares pero ¿la has hecho alguna vez? Es una ruta altamente recomendable ya que no entraña excesiva dificultad y el entorno es inigualable. Lo malo de ser tan famosa es, como siempre, la masificación de gente en determinadas épocas del año.
  Yo la he hecho en dos ocasiones: en primavera (y puedo decir que íbamos prácticamente solos) y en verano (y puedo decir que en ningún momento fuimos solos) ;)
  A pesar de todo merece la pena: es una ruta larga no demasiado complicada aunque la dificultad radica, principalmente, en la distancia a recorrer ya que si se quiere ir y volver en el día son bastantes kilómetros y ahí ya depende de la resistencia de cada uno. Hay empresas que se pueden contratar para que te recojan al otro lado pero nosotros decidimos hacerla de ida y vuelta y ahorrarnos este coste extra. Se puede hacer perfectamente, únicamente hay que madrugar, ir preparado y no demorarse demasiado con largos parones.
  La Ruta del Cares, que une Poncebos (Asturias) con Caín (León) discurre entre la garganta del río Cares, por lo que el desfiladero que se forma es impresionante. Lleva siempre tu cámara a mano porque si no la echarás en falta.
  La primera vez que hice la ruta comenzamos en Caín porque nos habían dicho que era la zona más bonita y no sabíamos si podríamos hacerla entera. Esta última vez empezamos en Poncebos y tengo que decir que ningún lado desmerece al otro, los dos son preciosos aunque diferentes.
  La primera vez, a pesar de ser primavera hizo un calor exagerado, demasiado para caminar. La segunda era verano y, por el contrario, hizo un día de nubes y sol y la mañana un poco fresquita. Mucho mejor para caminar aparte de porque no hace tanto calor, porque no hay muchas zonas de sombra en la ruta.
  Cuando comienzas en Poncebos el desfiladero es más abierto y hay una fuerte subida hasta Los Collaos de unos 2 km y todo el camino de piedra. Esta subida es pronunciada pero al menos a la vuelta y al final del recorrido, cuando estemos más cansados, la haremos de bajada por lo que el esfuerzo no será tanto. Eso sí, vigilando siempre los posibles resbalones y caídas y las rodillas, que sufren mucho en las bajadas.

Ruta del Cares
Subida desde Poncebos
Ruta del Cares

Ruta del Cares

  Tras llegar arriba, comenzamos a bajar y a caminar por zonas más llanas en las que el camino se ensancha, con bajadas suaves hasta llegar a Caín, pasando por una zona de túneles y puentes muy interesantes y que quizá sea la zona más conocida de la ruta. Llegando a Caín, el desfiladero se estrecha y nos vamos aproximando al nivel del río.
  También son interesantes los canales de agua del camino, ¡en primavera suelen estar a reventar!

Ruta del Cares

Ruta del Cares

Ruta del Cares
Zona de túneles y puentes
Ruta del Cares. La Cuevona
Montañas desde la Cuevona
Ruta del Cares
Zona de túneles llegando a Caín
  Hay que tener un poco de cuidado en los desfiladeros ya que no hay barrera aunque se va bien. Sólo hay que ir por la parte interior del camino y prestar atención también a los desprendimientos de roca, que algún sustito sí nos llevamos. Si os pasa, procurad aproximaros a la parte interna del camino bien pegados a la pared.
  Es más que frecuente ver alguna que otra cabra por la zona, lo que suele acaparar todas las fotos como si nunca hubiésemos visto una cabra en nuestra vida ;)
  Es posible también que encuentres a alguien con bici aunque no esté permitido hacer el camino en bicicleta, sólo caminando.
  La ruta se puede hacer en unas 6 horas (más el tiempo en que se para a comer). El camino de ida lo recorrimos en 3,5 horas ya que paramos en numerosas ocasiones, lo típico, que si fotitos por aquí, que si que bonito es el paisaje... jeje. La vuelta la hicimos en menos de 3 horas ya que no paramos tanto.
  La verdad es que las fotografías no hacen justicia a lo bonita que es esta ruta, ya sabes, nunca es lo mismo verlo que vivirlo.
  Nos detuvimos a comer en una praderita que hay en Caín, justo detrás de uno de los restaurantes. Un sitio muy agradable para tumbarse un ratito a descansar. Además, en Caín puedes aprovechar para comprar agua o tomarte algo, tirar la basura...

  **Un consejo: si vas a ir en tu coche hasta Poncebos, procura ir lo más pronto posible, no sólo para comenzar a caminar cuanto antes sino también porque el hueco para aparcar es muy limitado y enseguida se llena.
  **Que no se te olvide: el agua, no hay fuentes ni sitio donde conseguirla hasta que llegues al otro extremo del camino.

Datos prácticos
Asturias-León, España
Tipo de ruta: lineal (ida y vuelta)
Dificultad: media (por la distancia a recorrer)
Distancia total: 24 km (12 km ida y 12 km vuelta)
Tiempo total: 6 horas aprox.
Equipamiento: ropa cómoda y algo de abrigo, calzado y bastones de senderismo. Agua y comida. Cámara de fotos.

0