Descender el Deva

  Después de hacer hace unos años el Descenso del Sella, este año tocaba el del Deva. Me habían hablado muy bien de él, que si era más fácil, más divertido, más caudaloso, menos masificado... Todo cierto, merece la pena hacerlo. Si bien el del Sella es el más famoso, éste tiene otras ventajas y un paisaje y experiencia igualmente extraordinarios.
  Voy a comentar un poco el descenso en sí tal y como hice cuando escribí sobre el del Sella, más que nada a modo práctico e iré comentado la rutilla según corresponda:
  El recorrido son unos 11 km y va desde Panes (Asturias) hasta Unquera (Cantabria). Lo realizamos en unas cuatro horas pero parando a comer, a tomar algo, a descansar, a bañarnos (poco, porque hacía mal tiempo)... Y muchas veces simplemente nos dejábamos llevar por la corriente, así descansas un poco y no haces tanto esfuerzo ya que al llevar más caudal y corriente que el Sella se puede hacer, sólo hay que ir controlando la canoa para guiarla. En el Sella esto es impensable, sobre todo en verano, debido a la masificación de gente y poco caudal que lleva. Éste, en mi opinión, es mejor en muchas cosas: lo puedes hacer sin prisas, sin agobios, sin esfuerzo... No hace falta ser un experto para hacer este descenso ya que es más fácil y más corto que el del Sella, y si en ese no era necesaria la experiencia...

Inicio del Descenso del Deva
Inicio del Descenso del Deva en Panes (Asturias)
  En general cubre más el río y hay alguna zona en la que se va más rápido debido a la corriente, sólo hay que controlar la canoa lo mejor posible para evitar chocar o volcar.
  El agua: limpísima, cristalina. Además, se pueden observar muchas aves y peces. Supongo que al no estar tan masificado los animales hacen acto de presencia.

Descenso del Deva

  Aquí no hay chiringuitos como en el Sella así que si quieres tomar algo por el camino tendrás que llevártelo tú en el bidón que te dan con la canoa. Lo que sí hay son playas en las que encallar la canoa para darte un baño, tomar algo, descansar...

Descenso del Deva

Descenso del Deva

  A pesar de que era agosto, no hizo muy buen día ya que amaneció nublado y lloviznó un poquito ya al final del recorrido. Sin embargo, la temperatura era buena, no hacía frío pero, eso sí, el agua estaba helada. Esto, junto con que era lunes ayudó también a que no hubiera demasiada gente por lo que estábamos prácticamente solos en el río. ¡Una verdadera gozada!
  La empresa que contratamos para hacer el descenso fue "Panes Aventura" y la verdad es que nos fue fenomenal, yo quedé encantada con ellos y hasta nos invitaron a una sidra cuando terminamos el recorrido. Nos costó 25€ por persona y esto incluía:
  - Alquiler de canoa para dos personas y remos
  - Bidón estanco
  - Chaleco salvavidas
  - Neopreno
  - Picnic
  - Monitor que te acompaña durante el recorrido
  - Uso del vestuario y duchas
  - Recogida y traslado al punto de origen
  La verdad es que estuvo fenomenal y casi no le saco ninguna pega pero como nada es perfecto lo peor es el aparcamiento, que no hay, así que toca buscarse la vida y aparcar en un hueco que encontremos.
  Antes de empezar te dan, como siempre, unas nociones básicas de cómo usar los remos, cómo colocarse en la canoa, sobre el recorrido a realizar, etc. Esto fue como en el del Sella y supongo que como en cada descenso que hagas.
  Durante todo el recorrido, un monitor va con el grupo por si tienes dudas o necesitas ayuda. Nosotros salimos con una familia con niños y digamos que ellos iban por un lado y nosotros a otro ritmo así que le dijimos al guía que estuviera más pendiente de ellos, que no se preocupase. Aún así, iba y venía todo el tiempo para ver si necesitábamos algo o hacernos alguna indicación en la ruta.
  Las canoas las elegimos, una vez más, de dos personas. Es lo mejor, mantengo mi opinión y lo que dije cuando hablé del descenso del Sella, creo que es la mejor opción.
  El bidón estanco, como la otra vez fenomenal, íbamos en tres canoas en total así que repartimos nuestras cosas en ellos: uno con las toallas y algo de ropa (no demasiada porque llevábamos el neopreno puesto y no era necesario cargar tantas cosas), otro con la comida y otro con la bebida y hielos, para que no se calentase.
  El picnic estaba fenomenal: un bocata bastante grande, agua, barritas energéticas... Muy rico todo.
  La ropa y el calzado que te recomiendo si lo haces es la misma que ya comenté en la entrada sobre el Sella: ropa cómoda y que seque rápido y de calzado unas cangrejeras. Si decides ponerte neopreno, con las cangrejeras y una toalla tendrás más que suficiente.
  Lleva también crema solar, un móvil (por si las moscas) y una cámara. Nosotros este año innovamos con una cámara tipo Go Pro acuática y van fenomenal.
  Para concluir: es una experiencia estupenda hacer este descenso y si te hace un buen día mejor todavía. Hay muchas cosas que he comentado sólo por encima para no repetir lo que ya dije en mi entrada sobre el Descenso del Sella como el tema de la ropa, comida... Si quieres ampliar información al respecto pincha en el enlace que te he dejado.
  ¡A disfrutar del río!

0