Cervecerías que no merecen la pena en Bruselas

  En mi viaje a Bélgica entré en varias cervecerías, cada día en una o dos para ir conociendo todas las que pudiésemos, probar algunas cervezas de esas tan ricas que tienen por allí y para descansar del frío y de tanto caminar, ya que era invierno y nos cayó una gran nevada.
  Pues bien, algunas cervecerías las descubrimos por casualidad y otras fuimos a propósito animados por comentarios en foros y otros blogs. Si bien ya he hablado de algunas de ellas, he de decir que casi todas me encantaron excepto dos, que es más lo que cuentan que lo que hay.
  La primera de ellas es Le Roy d'Espagne, que sólo por estar en la Grand Place ya te meten la clavada en el precio. Es verdad que la parte de abajo es bonita por la chimenea y la decoración pero la parte de arriba no deja de ser una cervecería normal y corriente, con mesas de madera y los mismos precios igual de caros que abajo. Vamos, que bien cerquita nos fuimos a otras quizá no tan decoradas pero sí más baratas.
  Eso sí, estaba a reventar. ¿La fama del lugar? Seguramente.

Le Roy d'Espagne
La Grand Place con Le Roy d'Espagne al fondo
Le Roy d'Espagne
Le Roy d'Espagne
   La otra cervecería es La Lunette. Fuimos muy animados por los comentarios que había leído en foros y lo que nos encontramos fue una cervecería normal y corriente totalmente remodelada y sin ningún encanto. Vamos, que tampoco merece la pena acercarse hasta allí a no ser que te pille de paso y quieras tomar algo, eso sí, como en todas las cervecerías de Bélgica tienen varias cervezas a un precio no demasiado caro.
  También vi gente que estaba comiendo el menú del día pero no sé qué tal estará la comida ya que nosotros sólo tomamos una cerveza.

La Lunette
La Lunette
  Estas dos cervecerías son conocidas, sobre todo la primera, pero como he dicho antes, a veces es preferible entrar en otra cualquiera. Por ejemplo, encontramos de casualidad la cervecería Au Brasseur que es una cervecería normal y corriente, sí, pero está en pleno centro y tienen ofertas de cerveza. Y la verdad es que para descansar es suficiente, el trato correcto y el local no estaba masificado.
  Como pasa siempre, cuando esperas mucho de alguna cosa te suele decepcionar y otras que no esperabas te sorprenden gratamente. Por eso yo siempre voy a los lugares que me parecen interesantes, a veces acierto y otras veces no, pero cada uno que juzgue por sí mismo.

0