Bélgica práctico

  Hay varias cosas que no sabía antes de visitar Bélgica y que realmente son de utilidad tanto a la hora de preparar un viaje a ese país como una vez que estás allí. Consejos sobre cómo moverte, datos útiles, prácticos... Los recojo todos a continuación por si estás preparando el viaje y te pueden servir.

  Antes de ir debes saber que puedes conseguir información turística gratuita, de calidad y sin moverte de casa. Yo investigo mucho por Internet antes de visitar cualquier país pero es cierto que a la hora de la verdad siempre me gusta tener la información en papel para escribir mis notas, horarios de los monumentos, señalar los sitios que quiero visitar por zonas, etc. ¡Y no digamos ya un plano! Un plano es fundamental que sea en papel, por lo menos para mí.
  Yo obtuve folletos y planos gracias a dos webs que te los envían a casa de manera gratuita. Tardan más o menos una semana así que solicítalos con tiempo suficiente:
  • Bélgica Turismo: tienen un pack que te envían por correo con dos mapas y un folleto y otros que puedes recibir por e-mail con la temática más variada (cerveza, niños, Tintín...)
  • Flandes: puedes seleccionar varios folletos (máximo 4) para que te los envíen por correo postal y otros también puedes descargártelos. Si necesitas más folletos, simplemente pídelos a nombre de varias personas aunque tampoco es plan de abusar pero depende de tus intereses, necesidades, el tiempo que vayas a pasar allí, etc.
  Si no consigues llevarte la información turística desde aquí, te comento que las oficinas de turismo en Bélgica están muy bien, tienen folletos en español, es probable que hasta la persona que te atienda hable nuestro idioma, tienen información interactiva y además suelen estar en unos sitios estupendos, como por ejemplo la oficina de Gante, que está sobre uno de los canales y tiene una cristalera fantástica para que admires las vistas.


  En cuanto a los idiomas: una vez en Bélgica, no te preocupes mucho por cómo comunicarte. Los belgas hablan perfectamente inglés, francés, flamenco e, incluso, algunas palabras sueltas de español así que si te puedes defender en inglés o francés no tendrás ningún problema. A pesar de lo que puedas oír por ahí yo he de reconocer que iba con un poco de miedo a la hora de comunicarme en Flandes ya que me habían dicho que sólo me hablarían en flamenco. ¡Nada más lejos de la realidad! Son muy amables tanto en Flandes como en Bruselas y me atendieron estupendamente en todos los sitios.

  Si necesitas navegar por Internet y tu hotel no tiene Wi-Fi no te preocupes, tanto el Bruselas como en Gante las oficinas de turismo tienen Wi-Fi gratuita, sólo tendrás que pedir la clave para poder conectarte. 

  Deteniéndome en Bruselas te diré que si puedes alojarte en el centro mejor que mejor: está muy bien conectado con el aeropuerto y el resto de ciudades por tren, tienes el Metro también y, además, ahorrarás bastante en transporte ya que Bruselas es una ciudad pequeña y la zona centro se puede recorrer a pie. Nosotros sólo cogimos el tren para ir a Brujas y Gante y el Metro para ir al Atomium y a la zona del Parlamento.
  En el Metro lo más habitual es encontrarse máquinas que dispensan billetes, es también rápido y puntual y varias líneas sirven para ir al mismo sitio porque son paralelas en muchas ocasiones.
  Aunque el Manneken Pis no es gran cosa y suele decepcionar porque es bastante pequeño y se ve mal al haber una reja delante que lo aleja bastante, seguro que te acercas a verlo así que si quieres aprovechar para verlo vestido con distintas indumentarias fíjate en un cartel que cuelgan en la reja con información sobre las fechas y cómo le van a vestir. Con un poco de suerte podrás verlo de maneras distintas.

Manneken Pis
Manneken Pis
Manneken Pis disfrazado

Manneken Pis disfrazado
Manneken Pis disfrazado
  Hay otras dos esculturas que junto con ésta forman lo que llaman "Los tres meones": la Jeanneke Pis y un perrito que debe de andar cerca del edificio de la Bolsa pero que no fuimos capaces de encontrar, en fin, tampoco creo que mereciera mucho la pena. La escultura de la niña la verdad es que la vimos cuando fuimos a una de las cervecerías que más me gustaron de Bruselas y en la que hay más ambiente: Delirium Café, que de café tiene más bien poco y de la que tengo pendiente una entradita para contar cómo es.

Jeanneke Pis
Jeanneke Pis
  Las vistas más bonitas puedes contemplarlas desde el Mont des Arts y, quizá, desde el ascensor del Palacio de Justicia y desde el Atomium. Aunque yo prefiero las primeras.

Vista desde el Mont des Arts
Vista desde el Mont des Arts
  Otra cosa que merece la pena son los pequeños rincones escondidos de la ciudad, los callejones, etc. A mí me encantaron la Galerie Bortier (en la que venden libros de ocasión) y la Plaza de España y Ágora. Las Galerías St. Hubert no están mal, pero son demasiado conocidas, yo suelo ir a ver todo lo que puedo pero de estos sitios suelo huir pronto.

Galerie Bortier

Galerie Bortier
Galerie Bortier
Galerías St. Hubert
Galerías St. Hubert
  Para comprar souvenirs o algún que otro recuerdo lo mejor son las Galerías Ágora, de lo más barato que yo vi. Hay otras tiendas muy chulas, por supuesto, como la de Tintín (al lado de la Grand-Place) o tiendas de cervezas como Beer Temple pero son mucho más caras aunque por mirar no cobran.

Tienda de Tintín

Tienda de Tintín
Tienda de Tintín
  Si quieres visitar otras ciudades pero no quieres pasar la noche en ellas desde Bruselas te puedes acercar hasta allí utilizando su fantástica red de trenes: rápidos, cómodos y puntuales. Nosotros hicimos viaje de ida y vuelta tanto a Brujas como a Gante, pasando un día en cada una de ellas.

  A la hora de comer o picar algo tienes varias opciones que puedes leer en la entrada que hice al respecto: Picar algo por Bruselas. Y si lo que quieres es una buena cerveza... Estás en el país indicado porque tienen un sinfín de cervecerías chulísimas de las que también tengo entradas y más que me quedan por escribir ya que fuimos a unas cuantas.

  Espero que mis consejos te sirvan si estás preparando un viaje a Bélgica y te orienten a la hora de moverte, comer, visitar, etc.

0