La Luz de San Juan

  Me di cuenta en cuanto llegué, ya sé por qué San Juan de Luz se llama San Juan de Luz ¡y qué luz! Si vas un día soleado de verano sabrás de lo que hablo. Sin duda sus casas y rincones lo merecen, contemplarlos y recorrerlos con esa luminosidad que todo lo inunda.

Puerto de San Juan de Luz
Puerto de San Juan de Luz
  Había pasado varias veces por este pueblo del sur de Francia, en el País Vasco francés, y nunca había parado ¡qué pena! Aunque sólo sea un rato merece un alto en el camino para pasear sobre todo por el puerto y el paseo marítimo, en el que me llamaron la atención sus casas comunicadas con la calle por una pasarela.

Paseo marítimo de San Juan de Luz
Paseo marítimo
  También me encantó la calle Gambetta: sus edificios y su ambiente. Y de casualidad encontramos el mercado en el que no dudamos en entrar a echar un vistazo ¡me encantan los mercados tradicionales! En éste, me fascinó la pequeñísima cafetería que se encuentra en un rincón del mismo y los puestos de quesos. Es que es llegar a Francia y llenarse todo de quesos.

Cafeteras en el mercado de San Juan de Luz
Cafeteras en la cafetería del mercado
Puesto de quesos en el mercado de San Juan de Luz
Quesos en el mercado
Casas en San Juan de Luz
Casas típicas
  Si pasas por aquí no se te puede olvidar entrar a ver la chocolatería Maison Adam, famosa por sus macarons y que se encuentra en el centro de la ciudad.

Chocolatería Maison Adam en San Juan de Luz
Chocolatería Maison Adam

0