En tres pasos a San Juan

  Dicen que San Juan llegó hasta este lugar dando tres grandes pasos y aunque os costará más de tres pasos alcanzar la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, os aseguro que merecerá la pena. Para concretar más, os costará un paseo de una media hora y subir los más de 200 escalones que comunican, mediante un puente, la costa con el islote donde se ubica la ermita.
  La carretera que lleva hasta el aparcamiento en el que empieza el sendero y donde tendréis que dejar el coche es bastante buena y además podréis ir parando en los miradores que hay antes de llegar. Otra perspectiva la tenéis desde el Faro de Matxitxako, aunque la carretera para llegar hasta allí es un poco mala y creo que no merece la pena acercarse.

Vistas desde San Juan de Gaztelugatxe
Vistas desde San Juan
  El camino comienza al final del restaurante que hay junto al aparcamiento, que es bastante amplio así que no tendréis problemas para aparcar pero os recomiendo ir temprano ya que en temporada alta es posible que se llene y además, si hace calor, evitaréis las altas temperaturas del día.
  Veréis unos carteles que indican la dirección a seguir: tardaréis unos diez minutos en llegar al mirador y media hora hasta la ermita. Personalmente iría directamente hasta San Juan y a la vuelta, si hay ganas, pararía en el mirador.

Vistas de San Juan de Gaztelugatxe
San Juan de Gaztelugatxe
  Llevad calzado cómodo tipo deportivas ya que, aunque el recorrido es bastante fácil, tras unos minutos el camino se convierte en sendero y luego está la escalinata. No os olvidéis de llevar agua también: encontraréis una fuente al pie de la escalera en la que rellenar botellas y cantimploras antes de comenzar a subir.
  Dedicad tiempo a subir las escaleras para contemplar la costa, hacer fotografías, contar los peldaños si es que os apetece y cuando lleguéis arriba tocad la campana de la ermita que dicen que da buena suerte.

Escalinata que lleva a San Juan de Gaztelugatxe
Escalinata a San Juan de Gaztelugatxe
  A la vuelta imagino que os habrá entrado hambre... Es buen momento para entrar en el restaurante y tomar unos pintxos acompañados de una cerveza o un txakoli y si lo que queréis es comer os recomiendo la Cervecera que está al lado, si hace buen tiempo podréis comer al aire libre unas raciones, un pollo asado para compartir con patatas y ensalada... Tendréis que pedir en la barra por un lado la comida y por otro la bebida, elegir una mesa y colocar unos platos y manteles de papel que tienen en uno de los rincones. En la Cervecera encontraréis una terraza muy agradable y en la parte baja un estupendo mirador.

0