El Museo de Pérgamo

  Una de las visitas imprescindibles de Berlín es la Isla de los Museos y, en ella, el Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum) y el Museo Nuevo (Neues Museum).
  En esta entrada os hablaré del Museo de Pérgamo y dedicaré otras al Neues Museum y a la Isla de los Museos.

Isla de los Museos, Berlín
Galería de acceso al Museo de Pérgamo

  Como ya os he comentado nosotros compramos la "Berlin Welcome Card" en la que entraba transporte y la Isla de los Museos ya que íbamos a utilizar muchísimo el transporte y, por supuesto, queríamos visitar la Isla de los Museos. Realmente nos compensaba comprarla.
  Llegamos a la puerta del museo a primera hora, de hecho antes de que abrieran y ya había una cola considerable así que lo más recomendable es ir antes de la apertura del museo ya que cuando salimos de allí la cola de gente esperando era bastante más grande. Nosotros entramos muy pronto y sólo tuvimos que esperar unos minutos desde que abrieron.
  Le veo una pega a este sistema y es que, en otras ciudades si tienes la tarjeta de la ciudad (Florencia, París, etc.) no esperas cola o es una cola alternativa a la de la gente que tiene que adquirir su entrada en taquillas. En este caso, la cola es única, tengas que comprar la entrada o tengas la "Berlin Card". Sólo hay una espera alternativa para tickets con hora o grupos. Por eso creo que es importante llegar pronto, para no perder tiempo esperando. A mí me agobia esperar horas y horas para entrar en museos y monumentos, por eso, prefiero madrugar y aprovechar el tiempo. Ya lo hice para entrar a los Museos Vaticanos, a la Torre Eiffel o a las Torres de la Catedral de Notre Dame.
  Una vez que has entrado al museo, la cola inicial se divide en dos: los que tienen que comprar su entrada y los que tienen la tarjeta así que, a la entrada, sólo hay que mostrar la "Berlin Card" y ya accedes sin problema directo a por la audioguía, guardarropa, aseos, tienda y museo.
  Una vez dentro del museo, has de saber que la audioguía (en español) y el guardarropa son gratuitos. Te recomiendo hacer uso de ellos porque la visita es más interesante gracias a los comentarios y no tienes que ir cargado con abrigos y cosas innecesarias, sólo el bolso o mochila con lo imprescindible y, cómo no, la cámara de fotos.
  Éste es uno de los museos más visitados y con más afluencia de público (cerca de un millón de visitantes al año), casi todas las salas suelen estar abarrotadas de turistas.
  El Museo de Pérgamo fue diseñado por Alfred Messel en 1907 en estilo Neoclásico. Fue construido entre 1910 y 1930 con ligeras modificaciones e inaugurado en 1930.
  Una pequeña decepción fue que la sala del Altar de Pérgamo estaba cerrada por obras de restauración y no está prevista su reapertura hasta 2019. La verdad es que ya lo sabía antes de ir pero aún así da un poco de rabia.
  Lo que más me impresionó de este museo es la reconstrucción de monumentos y edificios en el interior del propio museo, por sus dimensiones, el trabajo que ello conlleva y lo que representan. La verdad es que es difícil fotografiar las obras completas con la cámara sin disponer de un gran angular.
  El Museo es extenso y tiene una colección interesante. Lo que no te deberías perder es:
  • Altar de Pérgamo: cuando lo reabran, claro
  • El Mausoleo de Cartinia: una enorme estructura que se ubica en la misma sala que el Mercado de Mileto
Mausoleo de Cartinia

Mausoleo de Cartinia
Mausoleo de Cartinia

  • Puerta del Mercado de Mileto: es una enorme puerta de 17 metros de altura que data del año 120 d. C. y que se levanta en el interior del museo
Puerta del Mercado de Mileto

Puerta del Mercado de Mileto
Puerta del Mercado de Mileto

  • Paneles de madera pintados de una casa de Alepo: aunque se ven tras un cristal para protegerlos son muy llamativos y tienen una decoración exquisita
Casa de Alepo

Casa de Alepo
Casa de Alepo

  • Fachada del palacio del califa Mshatta en Amman: muy interesante también e impresiona por las dimensiones, como el resto de los edificios levantados aquí, en el interior del museo. Además, justo al lado hay un fotomatón en el que puedes hacerte una fotografía que puedes descargar gratuitamente.
Fachada del palacio del califa Mshatta

Fachada del palacio del califa Mshatta

Fachada del palacio del califa Mshatta
Fachada del palacio del califa Mshatta

  • La Puerta de Ishtar y la Vía Procesional de Babilonia: es impresionante este monumento, una de las obras por las que la mayoría de la gente accede a este museo. Puedes observar las puertas y la vía procesional y, desde el piso superior, se contempla una perspectiva única de la avenida procesional. Llaman la atención los ladrillos vidriados azules y la decoración de figuras de animales. No dejes de ver la didáctica maqueta que han realizado en el museo.
Puerta de Ishtar y Vía Procesional

Puerta de Ishtar y Vía Procesional

Puerta de Ishtar y Vía Procesional

Puerta de Ishtar y Vía Procesional

Puerta de Ishtar y Vía Procesional

Puerta de Ishtar y Vía Procesional
Puerta de Ishtar y Vía Procesional

  Por supuesto hay muchísimas más obras, esculturas, relieves, etc., interesantes que verás a lo largo del recorrido por el museo pero esto, para mí, es lo más interesante.

Cúpula de la Alhambra
Cúpula de la Alhambra
Relieve del rey Asurnasirpal II
Relieve del rey Asurnasirpal II


Datos prácticos
Bodestrasse, 1-3, Isla de los Museos, Berlín, Alemania
Horario: todos los días de 10:00 a 18:00 excepto los jueves que abre de 10:00 a 20:00
Precio: entrada general 12€
Visita libre
Duración de la visita: 2 horas
Se pueden hacer fotografías sin flash

0