Museo Arqueológico Regional de Madrid. MAR

  Aprovechando que iba a Alcalá de Henares a ver el Palacio de Laredo, ya pasé allí toda la mañana y visité alguna cosa más: la Casa Natal de Cervantes y este Museo Arqueológico. La verdad es que salvo el palacio, los museos ya los conocía pero hacía tanto tiempo que los había visitado que me apetecía volver a verlos.

Fachada del Museo Arqueológico Regional de Madrid

Fachada del Museo Arqueológico Regional de Madrid
Exterior del Museo Arqueológico Regional de Madrid

  Recuerdo que la primera vez que visité este museo me encantó, me parece que está enfocada muy bien la exposición permanente, muy didáctica, como el Museo de Altamira más o menos. Bien explicado, con reproducciones de piezas que se pueden tocar, vídeos, reconstrucciones, exposiciones temporales... ¡Y encima la entrada es gratuita! Un aspecto de este museo que me gusta mucho es que te explican en qué consiste la Arqueología, huyendo de los tópicos de Lara Croft e Indiana Jones que lo que hacen, básicamente, es expoliar y destrozar para llevarse una única pieza arqueológica del lugar, parece que lo demás no importa y esto, no es Arqueología. Luego pasa lo que pasa, que la gente cree que los arqueólogos modernos se dedican a destruir templos perdidos en la selva para sólo llevarse consigo la obra clave que se halla escondida en él y cosas así. Una pena.

Museo Arqueológico Regional de Madrid

Museo Arqueológico Regional de Madrid

Museo Arqueológico Regional de Madrid
Salas de exposición

  Aunque el recorrido es libre, se accede al museo por una única sala en la que hay expuestos restos fosilizados de diferentes animales y que se han encontrado en la Comunidad de Madrid. En esta misma sala, se proyecta un pequeño audiovisual que dura unos siete minutos y que hace una introducción sobre lo que vas a encontrar en tu visita al museo. Recomiendo verlo antes de empezar la visita. El audiovisual se ve de pie ya que se proyecta en dos de las paredes de la sala, que se cierra una vez empezado el mismo. Si dudas, pregunta al personal y que te informen sobre él y cada cuánto lo proyectan.

Museo Arqueológico Regional de Madrid

Museo Arqueológico Regional de Madrid

Museo Arqueológico Regional de Madrid

Museo Arqueológico Regional de Madrid
Interior del Museo

  Después, ya se accede a las diferentes salas del museo: lo primero que se visita es la planta baja y después se sube al piso superior para terminar el recorrido en el patio, donde suelen estar las exposiciones temporales.

Museo Arqueológico Regional de Madrid
Patio del Museo con exposición temporal

  La colección del museo es muy completa, podrás hacer un recorrido por los diferentes momentos históricos de la Comunidad. Puedes encontrar desde restos fosilizados de animales prehistóricos hasta piezas de la corte madrileña del siglo XVIII pasando por la sociedad hispanorromana, el Madrid medieval y un largo etcétera.
  La visita completa te llevará bastante tiempo, sobre todo si quieres ver todas las piezas, leer todos los carteles, ver los vídeos, la exposición temporal...
  No he comentado que este museo se ubica en el antiguo Convento Dominico de la Madre de Dios, construido entre los siglos XVII y XVIII por lo que las distintas piezas de la exposición se reparten entre lo que era la iglesia, el convento y el patio del mismo. La fachada es sencilla pero muy bonita, ubicada en la preciosa Plaza de las Bernardas frente al Palacio Arzobispal, visita que dejo pendiente para una próxima excursión a la ciudad.

Museo Arqueológico Regional de Madrid
Interior del Museo
Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares

Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares
Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares

  Por todo esto, ya el museo en sí en una obra de arte que merece ser visitada pero si además le sumamos la colección que conserva en su interior es un plan perfecto para un día en Alcalá de Henares.

Datos prácticos
Plaza de las Bernardas, Alcalá de Henares, Madrid, España
Precio: gratuito
Horario: de martes a sábado de 11:00 a 19:00, domingos y festivos de 11:00 a 15:00
Visita libre
Duración de la visita: 1 hora y media
Se pueden hacer fotografías sin flash

0