La Joya Escondida de Ribera del Duero

  "La Joya Escondida de Ribera del Duero", así es como llaman a esta (ahora) famosa bodega de Valladolid gracias a la mención de su tinto crianza "Pruno" como el "Mejor vino relación calidad-precio del mundo" por Robert Parker. Lo llaman la Joya Escondida porque, esta bodega, que se encuentra en la carretera de que va de Valladolid a Peñafiel, está algo metida hacia el interior, no en la misma carretera como otras, rodeada por un pinar y en un meandro del Duero. Un lugar único para que se den unas condiciones excepcionales para crear unos vinos excelentes.

Finca Villacreces

Finca Villacreces

  En Semana Santa tuvimos la suerte de poder ir a visitarla gracias a una entrada doble conseguida al comprar el reserva "Finca Villacreces" en una vinoteca (Maltea2). Era una promoción de Navidad pero se puede visitar sin problema previa reserva de plaza por teléfono o e-mail.
  Al llegar descubrimos con pena que el camino de entrada, todo bordeado de árboles, estaba en obras, por lo que nos desviaron por una entrada alternativa. Sin embargo, pudimos recorrer a pie un poco del camino una vez dentro de la finca.
  El trato y la visita excepcionales, lo pasamos muy bien y aprendimos mucho. Recomiendo ir, si se puede, bien entrada la primavera para ver las viñas ya con hojas, en verano o en otoño, que sin duda tiene que ser todo un espectáculo de color. Nosotros fuimos todavía con las cepas sin hojas pero era cuando podíamos acercarnos hasta allí.

Finca Villacreces
Bosque de pinos que rodea "Finca Villacreces"
Finca Villacreces

Finca Villacreces
Cepas en forma de "T" en "Finca Villacreces"

  La visita comienza con una explicación de las cepas que tienen plantadas: variedades de uva, parcelas de la finca, tipo de cultivo, sostenibilidad, ecología, etc. Para después pasar al interior de la bodega a ver las diferentes salas de elaboración (nos explicaron paso a paso el proceso de vendimia, etc), conservación, barricas... Visitamos los distintos patios y zonas de la bodega antigua e incluso vimos una pequeña capilla que habían construido en memoria de la primera comunidad de monjes que dio origen a la bodega.

Finca Villacreces

Finca Villacreces
Uno de los patios y capilla
Finca Villacreces
Escultura en honor al guardés de "Finca Villacreces"
  También nos comentaron que en temporada de primavera-verano, tienen una visita combinada de bici+picnic: la entrada comprende el alquiler de una bicicleta eléctrica con la que recorrer los distintos caminos de la finca y después, en una zona habilitada a tal efecto, te tomas un picnic que te han preparado. ¡Puede ser interesante y diferente!
  Tras la visita, una pequeña cata comentada y maridada de sus vinos "Pruno" (tinto crianza) y "Finca Villacreces" (tinto reserva) con los que tomamos queso, chorizo y aceite. Tras la degustación, nos regalaron una copa con el logo de la bodega :)
  Al salir de allí ya eran las 15:00 así que nos fuimos bien cerquita a comer, ya que de camino hacia Valladolid se pasa por las Bodegas Arzuaga que tienen un fabuloso restaurante donde comimos fenomenal. Recomiendo reservar.

Datos prácticos
Ctra. Soria (N. 122), km. 322, Quintanilla de Onésimo, Valladolid, España
Precio: 12€
Horario: de lunes a viernes a las 11:00, 13:00 y 16:00. Sábados y domingos a las 11:00 y 13:00. Agosto cerrado
Visita guiada
Duración de la visita: 2 horas
Imprescindible reserva
Se pueden hacer fotografías

0