Cervecería Gruut

  Está claro que me ha dado por las cervecerías pero es que ir a Bélgica y no entrar en ninguna de ellas es como saltarte algo importante, forma parte del viaje. Por eso, no quería olvidarme de otra que me encantó y que descubrimos casi por casualidad: la cervecería Gruut en Gante, una ciudad preciosa también de la que tengo ganas de escribir alguna entrada sobre ella, pero quizá más adelante. Ahora lo que nos compete es la cervecería así que ya sabes, si vas a Flandes y pasas por Gante, haz una parada en este lugar para descansar, probar la cerveza y reflexionar sobre lo visto y vivido durante el viaje.
  La cervecería no se encuentra en el mismo centro de la ciudad pero llegarás en un momento dando un paseo, como siempre al final del texto puedes encontrar la ubicación del lugar.

Interior de la cervecería Gruut en Gante
Interior de la cervecería
  El local es como una especie de nave reaprovechada (en la web dicen que es una antigua planta de gas) que está decorada en su interior con los barriles de cerveza, alguna pintura y fotografías. Las mesas están a dos alturas y pasa un pequeñísimo canal de agua entre ellas. ¡Por cierto! los urinarios de los chicos llaman la atención así que si vas al lavabo no dejes de fijarte ya que se ven desde fuera.

Urinarios en la cervecería Gruut, Gante
Urinarios
  En esta cervecería lo que toca es degustar su propia cerveza, la cerveza Gruut: la hay blanca (5%), rubia (5,5%), tostada o ámbar (6,6%), negra (8%) e "inferno" o dorada (9%). El precio del tercio son unos 3€ y el grado de alcohol... ya lo has visto, en Bélgica son casi todas bastante fuertes. Yo he probado la rubia, la ámbar y la negra; la que más me gustó, sin duda la ámbar.

Cervezas Gruut
Cervezas Gruut
Plato "GRUUT bord (mengeling)" en la cervecería Gruut, Gante
Plato "GRUUT bord (mengeling)"
  Si quieres picar algo te recomiendo que acompañes la cerveza con el plato "GRUUT bord (mengeling)": es estupendo para compartir, sale por unos 12€ y lleva queso (acompañado ¡cómo no! de su correspondiente mostaza) y algo de fiambre y embutidos de la zona.
  La carta de cervezas está en flamenco, francés e inglés mientras que la de comida sólo en flamenco, no sé si la tendrán ahora en algún otro idioma pero siempre puedes preguntar al camarero qué es cada cosa o que te recomiende algo. Cuando fuimos nos atendieron en francés sin ningún problema y, de hecho, uno de los camareros hablaba un poco de español.
  Ya sabes, no debes irte de Gante sin probar la cerveza Gruut. Merece la pena alejarse del centro para ir a este local donde, además, podrás huir de los lugares masificados y turísticos por excelencia y descansar y charlar tranquilamente ya que, aunque en la web dicen que es un local muy conocido y seguro que a ciertas horas está bastante concurrido, no estaba abarrotado cuando yo fui, de hecho turistas más bien pocos: una pareja y nosotros. Es un sitio para volver.

0