La Playa del Barayo

  La Playa del Barayo es, sin duda, una de las playas más bonitas del Asturias. Se encuentra aislada y está declarada Reserva Natural de la Biosfera. Si visitáis Asturias no deberíais desaprovechar la ocasión de acercaros, pasear por ella, recorrerla y entrar en sus cuevas y, si el tiempo lo permite, daos un chapuzón.


  A la playa se puede acceder únicamente a pie: el coche hay que dejarlo en un aparcamiento que se encuentra en la parte superior y, desde allí, hay que acceder a la playa bajando por una escalera (el camino más corto) o por un sendero indicado con carteles (una media hora). Las dos formas de acceder son igual de recomendables, depende del tiempo que queráis o podáis invertir una vez que estéis allí, aunque os recomiendo que vayáis sin prisa y probéis las dos vías. El camino se recorre fácilmente mientras que la escalera es bastante inclinada, pero sin dificultad.



  En esta playa no hallaréis duchas, servicios ni chiringuitos; pero a cambio descubriréis un paisaje espectacular que podréis contemplar tanto desde la parte alta (donde se ubica el aparcamiento) como desde la playa.
  Aunque no es un playa nudista, no es extraño encontrarse con bañistas que realizan esta práctica ya que se permite hacer nudismo en ella.

Enlaces de interés
0